¿Existe un “nuevo” sujeto laboral? El (no) nuevo paradigma

Nuevo Sujeto Laboral. Flexibilidad, Proactividad, Empowerment. Viejo y nuevo paradigma. Análisis de las competencias hoy como necesidad del mercado más que como cambio sociológico.

Anuncios
El anverso y reverso de la globalidad

‘El precio del progreso cultural debe pagarse con el déficit de dicha provocado por elevación del sentimiento de culpa.’

Sigmund Freud “El malestar en la cultura”

En la actualidad y en forma creciente, se promulga un novedoso (¿novedoso?)credo: “El nuevo sujeto laboral”.

Flexibilidad para la adaptación rápida a los cambios, “proactivity”/proactividad, “empowerment”/empoderamiento, entre otras, son sus cualidades sobresalientes.

Se dice que el sujeto que no posea estas cualidades está anclado en el “viejo paradigma” del sujeto obsesivo, que se siente cómodo en realizar tareas rutinarias, que no piensa y resuelve sino a través del jefe y que no responde adecuadamente a los cambios porque ama la estabilidad. Algo así como el hombrecito-máquina que satirizaba Chaplin en su película tiempos modernos. Y si Chaplin satirizaba…¿sería porque el hombre estaba  cómodo trabajando en la línea de producción?. Seguramente no.

Propongo que repensemos a quien pertenecen estos paradigmas: ¿al sujeto laboral? o al discurso hegemónico de nuestra sociedad

Vayamos en el análisis cualidad por cualidad y veamos si algo ha cambiado o “debe” cambiar en la psiquis de la población trabajadora (dejaremos para otro artículo el análisis de los síntomas derivados de “moldear” la psiquis a voluntad del discurso social).

Flexibilidad para adaptación rápida al cambio: un yo flexible, en constante contacto con la realidad, ¿no es acaso el sumun de sanidad que aceptan todas las corrientes psicológicas?. Si sí, ¿cómo avanzó la humanidad con “viejos y enfermos” sujetos laborales?.

Vayamos al Diccionario de la Real Academia Española a ver si nos da algo de claridad sobre el tema el concepto de flexibilidad:

Flexibilidad: cualidad de flexible, algunas acepciones de flexible:

2. adj. Que en un enfrentamiento se pliega con facilidad a la opinión, a la voluntad o a la actitud de otro o de otros.Carácter, persona flexible.

3. adj. Que no se sujeta a normas estrictas, a dogmas o a trabas. Ideología, legislación flexible.

4. adj. Susceptible de cambios o variaciones según las circunstancias o necesidades. Horario, programa flexible.

En la acepción 2 estamos en problemas, porque una persona que se pliega fácilmente a la opinión de otros, ciertamente tiene un carácter que carece de “empowerment” para tomar decisiones innovadoras y creativas o bien rápidas frente a la urgencia o el cambio constante.

En la acepción 3, seguimos estando en problemas, porque si tenemos una persona que no se sujeta a normas estrictas, tenemos un sujeto a-social y posiblemente irresponsable. Sin embargo esta acepción hecha algo de luz al tema ya que habla de “legislación flexible” o sea “flexibilidad laboral” inserta en el discurso hegemónico, no en el paradigma del sujeto laboral.

La acepción 4 se refiere claramente a la adecuación al cambio. Y es un hecho que los sujetos han estado adaptando sus pautas laborales al estilo de producción aún a costa de graves enfermedades (pensemos en los largos turnos de los trabajadores de las minas de carbón del siglo pasado). Las luchas obreras (las verdaderas, no las que son producto de un “como sí” de un sindicalismo no representativo de sus bases), no han tenido otro objetivo que buscar implantar el principio de realidad en el trabajo.

Corolario: el hombre debe ser flexible para adaptarse a lo que venga, lo afecte o no, psíquica o físicamente. La oferta laboral abunda y la demanda es escasa y pareciera no haber mucha creatividad a la hora de diseñar las actividades laborales. El trabajador ha sido siempre flexible, aunque no lo quisiera  no le queda otra, porque como dice Maslow, las primeras necesidades que deben satisfacerse para estar motivado son las básicas, comer entre otras.

Proactividad: No está esta palabra en el diccionario de la RAE. Tenemos una pista, el modelo de “nuevo sujeto laboral”está importado de algún modelo anglosajón. Proactivity: comportamiento “proactive” es decir preventivo, anticipatorio. Nuevamente estamos en problemas (y van…). Han sido siempre los “sujetos laborales”, los que están en contacto con la tarea directamente, los que han tratado de que su voz se escuche para mejorar los procesos laborales. Circulos de calidad, buzones de sugerencias, desayunos de trabajo, “tormenta de ideas/brainstorming”, etc. Distintos modelos para mostrar  “proactividad” en el escenario laboral. ¿Alguna Compañía  tuvo realmente en cuenta la voz de los trabajadores o fue sólo cosmética?

Corolario: la “proactividad” ha sido siempre una capacidad utilizada por los sujetos laborales. De hecho remitámonos a los últimos 20 años de supervivencia de los trabajadores en la Argentina en crisis.

Empoderamiento: según el diccionario de la RAE esta palabra está en desuso. Nos remite a la palabra apoderamiento (cualidad de apoderar). Es decir hemos tenido que recurrir a una palabra en desuso para encajar en un modelo anglosajón.

Apoderar: la acepción que más se ajusta es la primera:

  1. 1. tr. Dicho de una persona: Dar poder a otra para que la represente en juicio o fuera de él.

Trasladado al mundo laboral se traduce en darle autoridad al trabajador para que tome decisiones de modo tal de poder adaptarse rápidamente al cambio y servir mejor al cliente. Esto conlleva una responsabilidad indelegable ya que cada persona es responsable de sus actos y decisiones dentro de su área de autoridad. El principio de delegación de autoridad es uno de los principales principios de Administración, en vigencia desde la segunda mitad del siglo pasado.

Corolario: el empoderamiento es tan antiguo en la humanidad que en el habla hispana la palabra no se utiliza por caduca. De hecho está presente en el Derecho Romano bajo la figura del “apoderado” y en vigencia como sinónimo de autoridad, en la administración de empresas desde hace más de 50 años.

A modo de conclusión:

No parece haber datos de la realidad que indiquen que el sujeto laboral hoy es (o debe serlo) comportamentalmente distinto al sujeto laboral tradicional. Mas bién parece haber un desajuste económico grave entre oferta y demanda laboral, producto del capitalismo mal aplicado, es decir capitalismo aplicado sin ningún miramiento por el principal actor: EL SER HUMANO. Los sujetos laborales siempre han tenido que hacer frente a los cambios con responsabilidad y autoridad para la toma de decisiones, anticipándose a nuevos escenarios para poder sobrevivir.

Pareciera que el “nuevo sujeto laboral” remite más a un prototipo de sujeto, que algunos selectores buscan a la hora de proponer un candidato, prototipo que cambia, según van pasando los años, acorde a las necesidades del modelo de producción de la época. Cambia el prototipo, no los sujetos, cuyas competencias potenciales de “nuevo sujeto laboral” están siempre presentes en mayor o menor grado.

Tal vez el único hecho novedoso es que hoy los cambios se han acelerado vertiginosamente y que el modelo de producción, resultado de la globalización, difiere ampliamente del modelo industrial tradicional, lo que ha llevado a los sujetos laborales a tener que acentuar sus competencias de flexibilidad, proactividad y empoderamiento.

Es hora que los psicólogos laborales abandonen el tradicional rol de “selectores de competencias” y empiecen a pensar también en la otra cara de la moneda: los trastornos psíquicos derivados de las  formas de trabajo (en la actualidad tenemos como ejemplo el denominado sindrome de burn out). ¿O es que eso se lo van a dejar a los psicólogos clínicos para que puedan dedicarse a atender proactivamente, flexiblemente y con empoderamiento sólo a las empresas?

En el mundo laboral hoy, flexible está resonando muy cerca de genuflexo.

Psyche-Atención Psicológica Integral

Licenciada Liliana Paz Mendez

Psicóloga UBA-MN 48359

Cel 1559428070

 

6 thoughts on “¿Existe un “nuevo” sujeto laboral? El (no) nuevo paradigma

  1. Me parece muy interesante tu pagina y principalmente los conceptos ahi expuestos, como profesional te felicito y espero tengas todos los exitos que te mereces por los grandes esfuerzos que has hecho para lograr lo que sos hoy.
    Besos. Eloy

  2. Saludos!
    impactante el resumen de tu trabajo, realmente ampliar los conceptos vendría al dedillo, sinembargo se comprende perfectamente lo comunicado! saludos!

    1. Gracias Miguel Angel por tus comentarios.
      Tengo en cuenta tu consejo y en próximas publicaciones hablaré de los distintos conceptos, desde el punto de vista de la utilidad para los sujetos.
      Saludos, Liliana Paz Mendez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s