Inteligencia para qué? La capacidad de poner en juego el deseo.

Yo y la Aldea- Marc Chagall 1911
Yo y la Aldea- Marc Chagall 1911

“Nunca te conceden un deseo  sin concederte también la facultad de convertirlo en realidad. Sin embargo es posible que te cueste trabajo”. Richard Bach

” No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,/sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños./No te dejes vencer por el desaliento./No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,/que es casi un deber./No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario./No dejes de creer que las palabras y las poesías/sí pueden cambiar el mundo./Pase lo que pase nuestra esencia está intacta./Somos seres llenos de pasión./La vida es desierto y oasis./Nos derriba, nos lastima,/nos enseña,/nos convierte en protagonistas/de nuestra propia historia… ” Estrofa del poema “No te detengas” de Walt Whitman

La Inteligencia es considerada por muchos autores como una habilidad básica que influye en el desempeño de todas las tareas de índole cognoscitiva. La evidencia a favor de esta posición proviene de estudios correlacionales de las pruebas de inteligencia, los cuales han motivado el hecho de que algunos autores la definan basándose en la medición del Coeficiente Intelectual (CI), que abarca el raciocinio lógico, las habilidades matemáticas y las habilidades espaciales. Muchos no se sienten conformes con los tests de inteligencia que miden a través de un CI (cociente intelectual) porque en rigor, la inteligencia es algo más amplio: cada cultura define este significado, como por ejemplo ser un buen cazador es ser inteligente para ciertas tribus, ya de que esa habilidad depende la supervivencia de ese pueblo.

Al respecto, Howard Gardner, propuso una teoría de inteligencias múltiples según la cual existen al menos siete clases de inteligencias. En tal sentido, este autor fundamentó su noción de habilidades separadas, basándose en que,  en las pruebas de que el daño cerebral, a menudo interfiere con el funcionamiento de un área, como el lenguaje por ejemplo, pero no en otros campos, así como también, en la observación de que es común que la gente sobresalga en alguna de esas  áreas pero no en todas Por ello, la teoría de las IM (inteligencias múltiples) intenta dar cuenta de toda esta diversidad de capacidades cognitivas, es decir, no reducir inteligencia solamente a la razón y la lógica.
En el modelo de Gardner, la inteligencia ya no es vista como algo unitario, como una capacidad específica, sino como un conjunto de inteligencias distintas y, hasta cierto punto, independientes. Gardner  define la inteligencia como la “capacidad de resolver problemas o elaborar productos que sean valiosos en una o más culturas”. Y, así como hay muchos problemas para resolver, de distinto tipo, también hay muchas inteligencias que se ponen en juego en cada caso.
La inteligencia no es algo innato, ni algo “que se posee” de una vez y para siempre; implica también el potencial para crear y para resolver problemas, con lo que se ponen los cimientos para nuevos conocimientos. En este sentido, lo innato se desarrolla en el devenir histórico del sujeto. Todos los seres humanos disponemos de las siete inteligencias, no hay tipos puros, hay predominancia de uno o varios y todas las inteligencias son igualmente importantes, lo cual pone de manifiesto la necesidad de las construcciones sociales en la cultura, no los logros individuales.
Desde esta óptica de la inteligencia, es preciso repensar los procesos de enseñanza-aprendizaje, así como redefinir el proceso de orientación vocacional y ocupacional. Es absurdo insistir en que todos los alumnos aprendan de la misma manera, así como “forzar” una vocación en función de un mandato social de “carreras para inteligentes y exitosos”. Además, hay que plantear si una educación centrada sólo en algunos tipos de inteligencia es la más adecuada para preparar a los alumnos a fin de que vivan en un mundo que es cada vez más complejo.
Al final del artículo encontrarán una descripción breve de los 7 tipos de inteligencia y su relación con los perfiles profesionales.

Pero podemos darle una vuelta de tuerca más al concepto de inteligencia. Ir más allá de pensar la inteligencia como inteligencias múltiples, que en última instancia es una complejización del concepto de CI, pero no deja de ser más de lo mismo. La capacidad intelectual implica la resolución de problemas en forma creativa y novedosa y , a mi criterio, es totalmente independiente de los tipos de inteligencia que se pongan en juego. Porque implica también la aceptación de los límites que la realidad impone, sin necesidad de resignación. La sublimación que permite la creación, produce algo distinto a la resignación, aún dentro de esos límites. Y, fundamentalmente, no debemos olvidarnos del deseo que sostiene la motivación interna del Sujeto y que está más allá de las necesidades y mandatos que impone la Cultura. Propongo construir un nuevo concepto de inteligencia y entenderla como capacidad generativa para poner en juego el deseo del Sujeto. Y propongo además, que dentro de los límites de esta definición tentativa, cada uno re-cree su propia definición de inteligencia en forma situacional, es decir no de una vez y para siempre sino contextuada en el espacio-tiempo en que deba aplicarla.

Me gustaría cerrar este artículo con una anécdota de Isaac Asimov, escritor de ciencia ficción y bioquímico soviético:

Cuenta Isaac Asimov que cuando estaba en el ejército realizo una de esas pruebas de aptitud intelectual. “… Mi puntuación fue de 160, es decir, 60 puntos por encima del normal … Nunca antes alguien había obtenido un resultado así, y por esta razón durante dos horas todos los soldados hicieron un gran alboroto festejando mi logro  … Esto no significó ninguna mejora para mi situación militar. Al día siguiente yo estaba en la cocina cumpliendo normalmente mi deber y me dije: Toda mi vida he registrado puntuaciones similares a la descrita, así que tengo la sensación interna de que soy muy inteligente. Sin embargo estos índices lo único que significan en realidad, es que soy muy bueno en contestar el tipo de preguntas académicas que se consideran dignas, y que fueron realizadas por las personas que “inventan” las pruebas de inteligencia ¿personas con inclinaciones intelectuales similares a los mías? …”

Rescato  la frase de Asimov “esto no significó ninguna mejora para mi situación…” . No hay ningún test que pueda medir una solución creativa ni una vocación, como tampoco existe un test que pueda medir una vida acorde al deseo. No hay ningún coeficiente intelectual, por más alto que sea, que asegure una vida dichosa.  En la escuela se puede ser 10 pero… en la vida 0!. (1). La elección de dónde posicionarse está en cada Sujeto. Seamos protagonistas de nuestra vida. Eso es inteligencia. El único test válido, es el sentimiento de tener una vida digna de ser vivida. Como dice Walt Whitman ” No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas … ” Carpe Diem.

(1) Les recomiendo el libro de Terezinha Nunes Carraher  sobre la institución esco lar  “En la Vida Diez, en la Escuela Cero”

Lic. Liliana Paz Mendez

Psicóloga UBA-MN 48359

Atención Clínica Adolescentes y Adultos

Orientación Vocacional y Ocupacional

Email: psyche.ar@hotmail.com

Cel 1559428070

 

 

Las 7 inteligencias según Gardner

1. Inteligencia lingüística
La capacidad del lenguaje es universal; su desarrollo en los niños es similar en todas las culturas. Aun personas sordas a las que no se les ha enseñado un lenguaje pueden inventar uno manual propio y usarlo espontáneamente. Se puede decir que una inteligencia puede operar independientemente de las modalidades del estímulo o de las formas particulares de respuesta.
Capacidades implicadas: comprender el orden y el significado de las palabras en la lectura y la escritura, y también al hablar y escuchar; narración de historias; pensar en palabras.
Sistemas neurológicos implicados: lóbulos temporal y frontal izquierdos (áreas de Broca y Wernicke).
Perfiles profesionales: escritores, poetas, líderes políticos o religiosos.

2. Inteligencia lógico-matemática
En los individuos dotados de esta inteligencia, el proceso de resolución de problemas lógicos suele ser muy rápido; un científico competente maneja al mismo tiempo muchas variables y crea numerosas hipótesis, que son evaluadas sucesivamente, aceptadas o rechazadas. Es importante destacar la naturaleza no verbal de la inteligencia matemática.
Junto con la inteligencia lingüística, el razonamiento matemático proporciona la base principal para los tradicionales tests de CI. Sin embargo, aún no se comprende totalmente el mecanismo por el cual se alcanza la solución de un problema lógico-matemático.
Capacidades implicadas: identificar modelos, calcular, formular y verificar hipótesis, utilizar el método científico y los razonamientos inductivo y deductivo; matemática; análisis; resolución de problemas; secuenciación
Sistema neurológicosimplicado: hemisferio izquierdo.
Perfiles profesionales: economistas, ingenieros, científicos.

3. Inteligencia espacial
Este tipo de inteligencia se utiliza, por ejemplo, en las artes visuales. La resolución de problemas espaciales se aplica al uso de mapas y a la navegación. El juego de ajedrez también es un campo de aplicación.
El hemisferio derecho demuestra ser (en las personas diestras) la sede más importante del cálculo espacial. Lesiones en la región posterior derecha provocan daños en la habilidad para orientarse, para reconocer caras o escenas, etc. La notable orientación de las personas ciegas demuestra que la inteligencia espacial es independiente de una modalidad particular de estímulo sensorial.
Capacidades implicadas: presentar ideas visualmente; crear imágenes mentales; percibir detalles visuales; visualizar con precisión; dibujar; lectura de mapas, gráficos, laberintos.
Sistema neurológico implicado: lóbulo parietal derecho.
Perfiles profesionales: arquitectos, diseñadores, artistas visuales, fotógrafos.

4. Inteligencia musical
La noción musical es universal. Estudios sobre el desarrollo infantil sugieren que existe una habilidad computacional en la primera infancia, hasta que luego el aprendizaje de la notación musical proporciona un sistema simbólico, lúcido y accesible.
Ciertas áreas del cerebro desempeñan un papel importante en la percepción y la producción musical, aunque no están tan precisadas como en el lenguaje. Igualmente, en caso de lesiones cerebrales, existe evidencia de “amusia” (pérdida de la habilidad musical).
Capacidades implicadas: cantar; tocar instrumentos; escuchar, reconocer sonidos; crear y analizar música; recordar melodías y ritmos.
Sistema neurológico implicado: hemisferio derecho, lóbulo temporal.
Perfiles profesionales: músicos, compositores, críticos musicales.

5. Inteligencia cinético-corporal
La evolución de los movimientos corporales especializados (incluyendo el uso de herramientas) es de gran importancia para la especie. Emplear el cuerpo para expresar emociones, competir o crear es una evidencia de la dimensión cognitiva del uso corporal.
En los diestros, el dominio del movimiento se suele situar en el hemisferio izquierdo. La existencia de una “apraxia” específica constituye evidencia de una inteligencia cinético-corporal.
Capacidades implicadas: realizar actividades que exigen fuerza, rapidez, flexibilidad, coordinación, equilibrio; utilizar las manos para crear o hacer reparaciones; expresarse a través del cuerpo; atletismo, danza, arte dramático, trabajos manuales.
Sistemas neurológicos implicados: cerebelo; corteza motora; ganglios basales.
Perfiles profesionales: cirujanos, escultores, actores, deportistas, bailarines.

6. Inteligencia intrapersonal
Es el conocimiento de los aspectos internos de una persona: el acceso a la propia vida emocional, la capacidad de discriminar entre emociones, y recurrir a ellas para interpretar y orientar la propia conducta. Permite comprenderse mejor y trabajar con uno mismo. El “sentido de uno mismo” es uno de los más notables desarrollos humanos.
Capacidades implicadas: plantearse metas; evaluar habilidades y desventajas personales; controlar el pensamiento propio; exhibir disciplina personal, conservar la compostura y dar lo mejor de sí mismo; reflexionar; trabajar individualmente.
Sistemas neurológicos implicados: sistema límbico; lóbulos prefrontales.
Perfiles profesionales: artistas, psicoanalistas, pensadores.

7. Inteligencia interpersonal
Se constituye a partir de la capacidad para percibir distinciones entre los demás: contrastes en sus estados de ánimo, temperamentos, motivaciones e intenciones. Esta inteligencia le permite a un adulto capaz “leer” las intenciones y los deseos de los demás. Tiene que ver con la empatía y el trabajo en equipo. Hace a la vital interacción social entre los seres humanos.
Capacidades implicadas: trabajar con gente, ayudar a las personas a identificar y superar problemas; reconocer y responder a sentimientos y personalidades de los otros; liderar, comunicar, resolver conflictos grupales.
Sistemas neurológicos implicados: sistema límbico; lóbulos prefrontales.
Perfiles profesionales: administradores, docentes, psicólogos, terapeutas, líderes políticos o religiosos.

 

Anuncios

2 thoughts on “Inteligencia para qué? La capacidad de poner en juego el deseo.

  1. SIEMPRE ALENTADORES Y CREATIVOS LOS TEXTOS!!! HACE RATO NO LEIA UN ARTICULO TUYO LILIANA Y LA VERDAD ES QUE ALINTAN!!! Y ME DAN GANAS DE PUBLICARLOS EN MI FACE!!! TENES FACE???

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s