Síndrome de burn-out (estrés laboral). O cómo quedar fuera del juego

La quema del capital humano

El síndrome de “burnout”, también llamado síndrome de “estar quemado” o de estrés profesional, se considera como la fase avanzada del desgaste profesional, y se produce cuando se desequilibran las expectativas puestas en el  ámbito profesional y la realidad del trabajo diario.

Es una enfermedad propia de nuestra época donde la precarización laboral, lleva a largas jornadas de trabajo, contratos sin relación de dependencia y al peligro permanente de la pérdida del trabajo. Es así que los trabajadores se aferran a su posición y evitan tomar las licencias y descansos necesarios para su salud. El temor a perder el trabajo y la ansiedad concomitante llevan a diversos síntomas, entre los más importantes podemos encontrar:

Psicosomáticos: fatiga crónica, trastornos del sueño, úlceras y desordenes gástricos, tensión muscular.

De conducta: ausentismo laboral, adicciones (tabaco, alcohol, drogas)

Emocionales: irritabilidad, incapacidad de concentración, distanciamiento afectivo.

Laborales: menor capacidad en el trabajo, acciones hostiles, conflictos.

Las evidencias que afectan al individuo en el inicio de la aparición de esta enfermedad, se reconocen en varias etapas y son:

1.- Exceso de trabajo

2.- Sobreesfuerzo que lleva a estados de ansiedad y fatiga

3.- Desmoralización y pérdida de ilusión en proyectos futuros

4.- Pérdida de las ganas de trabajar

5.- Hostilidad

Algunas preguntas para la detección temprana:

Está angustiado y no sabe porqué?

Han aparecido episodios de ataque de pánico?

No quiere ir a trabajar?

Se levanta cansado como si no hubiera dormido?

Tiene trastornos en el sueño o trastornos digestivos?

No presta atención en su trabajo?

No puede cumplir con los objetivos laborales?

No puede relacionarse con sus compañeros y/o Jefes?

Tiene síntomas de agotamiento físico?

Está pensando seriamente en pedir una licencia?

Las tareas que antes ejecutaba fácilmente ahora le parecen imposibles?

Está desmotivado?

Siente que su tarea no vale nada?

A consultado a todos los médicos de distintas especialidades y no le encuentran nada?

Siente que no ha logrado nada en la vida?

Comenzó a tener problemas familiares y laborales?

 

Cómo combatir el estrés laboral?

En primer lugar hay que respetar las pausas y licencias, especialmente las vacaciones anuales. Una dieta equilibrada y un programa de ejercicios contribuirán a mejorar el estado de salud y a disminuir el estrés. También es conveniente reservarse una hora del día para ejecutar actividades placenteras y hobbies. Redimensionar el costo/beneficio de gastos en productos de consumo masivo, una buena calidad de vida no siempre se logra teniendo más objetos. Recordar: la palabra clave es “falibilidad”, nadie es indispensable en un puesto de trabajo y se debe aprender a delegar. Por ello es importante cambiar el temor a perder el trabajo por el cuidado de nuestra propia herramienta laboral: nosotros mismos. Mantenerse capacitado permanentemente, estar atento al mercado laboral, tener el CV actualizado y realizar cambios de trabajo regularmente, de acuerdo al propio proyecto laboral es imprescindible. Y por sobre todas las cosas preservar la salud física y mental.

Licenciada Liliana Paz Mendez

Psicóloga UBA -MN 48359

Cel 1559428070

 

 

#Tiempos Modernos#